“Le pusieron pasión, caricaturas de Guillo, información comprimida (inmensos gráficos), más una idea genial: cada capítulo termina en una hipotética noticia de un diario del futuro hablando sobre Chile y su éxito en cada materia…”.