Con más de 50 logros CNID muestra grandes aportes de las Ciencias, Tecnologías e Innovación a desafíos actuales y futuros del país

El documento presenta desde una propuesta para implementar una infraestructura de Banda Ancha para el Chile del Siglo XXI, hasta un proyecto que hace posible que en escuelas a lo largo del territorio nacional colaboren profesores y científicos, llevando la cultura de innovación y ciencias a todos los jóvenes y niños.

Trayendo a la conversación múltiples miradas y saberes para generar visiones de unidad para el futuro de Chile, el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID) ha entregado valiosos aportes que ya muestran su impacto en áreas tan relevantes como diversas para el país.

En más de una década como Consejo asesor de la Presidencia de Chile, el trabajo del CNID ha permitido, entre muchas otras cosas, que Chile sea un país reconocido mundialmente por haber instalado la innovación como un asunto de política pública. A ello se suma que en los últimos cuatro años el CNID ha sumado más de 50 orientaciones, iniciativas y acciones que buscan fortalecer la contribución de las ciencias, las tecnologías y la innovación al desarrollo del país, en su dimensión económica, pero también ambiental y social. Dichos aportes consideran diversos informes; apoyo a la creación de leyes; agendas de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i); así como también la implementación de propuestas y proyectos.

No se trata de cualquier tipo de aportes, sino que la especialidad del Consejo es contribuir al entendimiento del futuro y entregar pistas sobre cómo abordar preocupaciones sociales que tienen dos características muy claras: son asuntos complejos en escenarios que plantean gran incertidumbre. Margarita d’Etigny, Presidenta del Consejo, explica que para ello el CNID cuenta en primera instancia con el apoyo y guía de sus consejeros, connotadas mujeres y hombres de diversos sectores políticos, del mundo privado y público, empresarios, premios nacionales de ciencias, investigadores, académicos y emprendedores. Asimismo, desde 2014 el Consejo ha congregado el fundamental aporte de las más de 2.000 personas que se han reunido en sus encuentros y mesas de trabajo, a lo que hoy se suman más de 100.000 ciudadanos que a través de los medios digitales visitaron la primera iniciativa de participación ciudadana impulsada por el organismo.

Estas contribuciones tan ricas y diversas, han permitido impulsar logros concretos como la creación de una red de expertos que está permitiendo mejorar el aprovechamiento de los recursos hídricos para la agricultura, el consumo humano, el medio ambiente, la minería y otros sectores económicos; presentar una agenda de banda ancha para entrar exitosamente en la sociedad del conocimiento y la información; llevar la ciencia al corazón de las escuelas para tener una educación de calidad para todos los niños y jóvenes de Chile, en una iniciativa que hoy se hace parte de la Nueva Educación Pública; impulsar una minería tan productiva como amigable con el medioambiente, incidir en la creación de un programa especial de Becas Chile para apoyar la especialización de profesionales que aporten en temas clave para futuro del país; y generar mecanismos de participación ciudadana donde cualquier persona puede relevar su espíritu emprendedor para ayudar al avance de Chile.

De todo ello da cuenta el más reciente Informe de Actividades del CNID, el cual muestra los logros del organismo en su rol como consejo asesor de la Presidencia de la República enfocado en el futuro y con el mandato de anticiparse a los temas que marcarán al mundo en el largo plazo.

Además de apoyar la creación de las bases institucionales del futuro Ministerio de Ciencia y Tecnología, el CNID ha impulsado una red de investigadores para la sostenibilidad del agua que hoy agrupa a más de 30 centros de I+D+i centrados en lograr un mejor uso de este recurso. Asimismo, para fortalecer la educación de calidad para todos los niños y jóvenes de Chile, el Consejo en conjunto con Explora de Conicyt llevó a cabo un programa piloto que puso a destacados científicos a cocrear programas educativos con los profesores de escuelas de algunas de las zonas más rezagadas del país, y que hoy se está incorporando a la Nueva Educación Pública.

El Consejo ha empujado a la minería como un motor central del futuro de Chile, apoyando el estudio de Productividad de la Comisión Nacional de Productividad (CNP), y el diseño e implementación del programa estratégico Alta Ley, que definió un roadmap tecnológico (2015-2035) para los desafíos de la minería chilena, definiendo las prioridades estratégicas en I+D para el mejoramiento de la productividad de esta industria, de los proveedores de servicios y de los trabajadores vinculados a ella. Asimismo, impulsó la creación de la Alianza Valor Minero (AVM), que desde 2015 ha convocando a representantes del sector público, del mundo productivo, la sociedad civil, la academia y medioambiente para acordar lineamientos de sostenibilidad para el desarrollo futuro de la minería en la zona central, crear una institucionalidad de coordinación y diálogo para proyectos de inversión y una hoja de ruta para una Política Nacional de Minería.

En el área de portuaria, el CNID ha creado lineamientos estratégicos que relevan la dimensión competitiva, pero también la eficiencia energética y la sostenibilidad ambiental. Todo ello, apoyando y asegurando tanto el fortalecimiento del capital humano, como la inserción de los puertos chilenos en iniciativas de eficiencia y sofsticacion de las cadenas productivas y sus logísticas nacionales e internacionales, como el Sistema Integrado de Comercio Exterior (SICEX).

Otra dimensión en la que el Consejo de Innovación ha marcado pauta, es participando de la creación de la Comisión Nacional para la Resiliencia frente a Desastres de Origen Natural (CREDEN) y apoyando la elaboración del diseño de un instituto que pueda ayudarnos a enfrentar mejor este tipo de fenómenos que tanto y tan fuertemente afectan a Chile, y así enseñarle al mundo sobre nuestra capacidad para sobreponernos una y otra vez.

Pero también el CNID ha incluido la mirada fresca de la juventud a sus propuestas. Así, por ejemplo, en 2016 se gestó la Comisión de Agentes Emergentes para la Innovación, donde una serie de jóvenes científicos y emprendedores con diversas visiones y miradas políticas, realizaron contundentes aportes para la Estrategia Nacional de Innovación, revisando y cuestionando viejos y nuevos retos nacionales del desarrollo y generando un manifiesto de compromiso con la innovación para el desarrollo de Chile.

Además de su trabajo con los jóvenes científicos y emprendedores, el CNID ha impulsado la iniciativa Red de Clubes que busca propiciar la participación activa de jóvenes que se desenvuelven en contextos de vulnerabilidad social en la generación de conocimiento científico y tecnológico, y su aplicación en el entorno local, con el fin de promover la cultura del conocimiento al interior de las escuelas. También pensando en los menos privilegiados, el Consejo generó un informe que da pistas sobre cómo realizar un proyecto piloto de innovación social en políticas de superación de la pobreza, especialmente enfocado en territorios con mayores desventajas en las regiones de Maule, Biobío, La Araucanía y Los Ríos.

Para todos quienes estén interesados en conocer en mayor profundidad la labor del CNID durante el período 2014-2018, el Consejo invita a descargar y leer su Informe de Gestión del período, al cual se puede acceder en este enlace, así como a visitar el sitio web de la entidad, donde es posible revisar los documentos que dan cuenta de los más de 50 logros alcanzados en estos años.

2018-02-02T11:30:38+00:00
X