Diálogos y Participación 2018-01-25T15:13:58+00:00

Diálogos y Participación

¿En qué consiste?

¿Cómo lo hacemos?

¿Para qué sirve?

¿En qué consiste?

Esta función busca crear, cultivar y multiplicar comunidades permanentes de diálogo, reflexión, diseño, acción y aprendizaje en torno a las ciencias, las tecnologías y las innovaciones.

Sin comunidades estables de diálogo es imposible concebir sistemas maduros que generen las condiciones para habilitar los procesos donde la CTI contribuya a un desarrollo inclusivo y sostenible.

Por eso, en el CNID pensamos en una gran comunidad que si bien puede estar compuesta por comunidades menores que se traslapan entre sí, con diferentes focos en diferentes momentos, siempre está robusteciendo un tejido social que sustente el aporte de la CTI al desarrollo.

¿Cómo lo hacemos?

Abriendo diversos espacios de conversación que generen comunidades en torno a la CTI.

Eso implica recurrir desde mecanismos consultivos (como encuestas, consultas o espacios virtuales donde compartir ideas) hasta espacios con niveles más exigentes de participación, donde los participantes se comprometen en procesos de codiseño y coproducción (como la definición de orientaciones estratégicas o generación de agendas de I+D+i).

Con la experiencia acumulada a lo largo de la historia del Consejo, esperamos ir abriendo y fortaleciendo cada vez más estos espacios, tanto en términos de convocar una mayor diversidad de actores, como de involucrarlos en forma más permanente e integral. 

Es por ello que esta función se hace parte de la estrategia de CNID de dos grandes formas:

  • Fortaleciendo el tejido que sostiene otras funciones y áreas (por ejemplo, apoyando la estrategia en materia de recursos hídricos o a funcion de anticipación)
  • Generando ampliaciones de las redes tradicionales de participantes (como por ejemplo, trabajando con municipios y regiones)

  • Explorando nuevos dispositivos metodológicos para enriquecer los espacios de conversación y acción en torno a la cti (como por ejemplo, laboratorios de tecnologías sociales y pilotos de innovación ciudadana).

¿Para qué sirve?

Para realizar ejercicios de proyección: establecer las probabilidades de que esos fenómenos ocurran en Chile y el plazo en el que ellos ocurrirían. Si fijamos hitos de corto plazo para las proyecciones (4 años), podemos ir chequeando en el camino las trayectorias de más largo plazo.

Es importante también establecer evaluaciones periódicas de las proyecciones que hacemos.

X