Ciencia para el Desarrollo de Chile 2018-04-25T09:41:27+00:00

Informe: “Un sueño compartido para el Futuro de Chile”

Comisión Presidencial Ciencia para el Desarrollo

Descripción

Propuestas

Logros y avances

Descargar el informe

Esta comisión se gestó a partir del mandato de la Presidenta Michelle Bachelet al CNID de generar acuerdos transversales que permitan avanzar en convertir a la CTI en un pilar fundamental de nuestro desarrollo en todas sus dimensiones, siendo la base de una economía competitiva, diversificada, ambientalmente sustentable e inclusiva, y de una sociedad con crecientes niveles de bienestar biopsicosocial.

El trabajo de la Comisión que crea el Consejo es inaugurado por la Presidenta en enero de 2015 y finaliza en julio de 2015 del mismo año, con la entrega del informe “Un sueño compartido para el Futuro de Chile”.

Fueron miembros de la Comisión de Ciencias para el Desarrollo: Dora Altbir, Marcela Angulo, Jorge Babul, Alex Berg, Andrés Bernasconi, Eduardo Bitrán, Jenny Blamey, Francisco Brieva, Rafael Correa, Andrés Couve, Vicente Espinoza, Virginia Garretón, Pedro Hepp, Cecilia Hidalgo, Leopoldo Infante, Alexis Kalergis, Mary Kalin, Mariane Krause, Francisco Martínez, Pedro Milos, Víctor Pérez, Claudio Pérez, M. Olivia Recart, José Rodríguez, Pedro Rosso, Bernabé Santelices, Iván Vera, José Weinstein, Andrés Zahler y Carolina Muñoz (como secretaria ejecutiva), además de los consejeros Carlos Álvarez, Juan Asenjo, Juan Carlos de la Llera, Gonzalo Herrera, Servet Martínez, Cristóbal Undurraga, Gonzalo Vargas y Gonzalo Rivas, quien presidió la Comisión.

La Comisión organizó su trabajo en cuatro subcomisiones para profundizar en aspectos específicos: “Fortalecimiento de la Ciencia y la Tecnología”, “Cultura de la Innovación”, “Institucionalidad”, y “Normativa Universitaria para la Innovación y Transferencia Tecnológica”, cada una de ellas liderada por miembros del Consejo. La labor de las subcomisiones permitió sumar la participación de poco menos de 200 personas adicionales.

Además de las sesiones de la Comisión y de cada subcomisión, se realizaron encuentros con universidades regionales, universidades acreditadas en investigación, comunidad científica tecnológica y de innovación del Maule y Biobío, comisión Futuro del Senado, centros de investigación, así como un coloquio con organizaciones de jóvenes y ciudadanos.

Propuestas

Las propuestas de la Comisión se definieron en un horizonte a 2030 y se organizaron en torno a siete propuestas específicas:

  1. Fortalecer el desarrollo de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTi) : Aumentar la cantidad de investigadores en el país en los distintos sectores (Universidades, Centros de I+D, Empresas y Gobierno) propiciando el trabajo asociativo y multidisciplinario; Fortalecer las capacidades de las universidades en la generación y valoración de la CTi que aporta a los desafíos actuales y futuros del país; Fortalecer y dar continuidad a centros de I+D+i, fomentado las temáticas orientadas a áreas de importancia para el desarrollo del país; Proveer infraestructura y equipamiento que permita el desarrollo de actividades CTi en entornos colaborativos.
  2. Impulsar la innovación basada en ciencia y tecnología: Desarrollar e implementar una estrategia nacional que vincule las universidades y centros de I+D con el sector privado para aprovechar el conocimiento científico y tecnológico, a través de mecanismos de transferencia tecnológica y de movilidad de los talentos; Maximizar el acceso y el uso de la información científica y tecnológica disponible (generada en el país y en el mundo) por parte de empresas, sector público y sociedad en general; Generar incentivos y potenciar las capacidades en temas de propiedad intelectual y transferencia en los distintos actores del sistema nacional de innovación (universidades, centros de I+D, sector público, agencias como CONICYT y CORFO, estudios de abogados, empresa privada e instituciones financieras); Fortalecer el desarrollo de capacidades tecnológicas y de comercialización de resultados de investigación; Aumentar en forma significativa las actividades de CTi en las empresas, de manera que tenga impacto en la competitividad y sustentabilidad de sus actividades y de la economía del país en general; Promover la generación de nuevas empresas basadas en ciencia y tecnología que tengan potencial comercial o impacto social.
  3. Fomentar el rol del Estado como usuario y promotor de la CTi: Instalar capacidades permanentes en el sector gubernamental para que pueda aprovechar las capacidades científico-tecnológicas y proyectar necesidades futuras (agendas en CTi), con foco en temas claves para el desarrollo; Instalar capacidades en el sector público para consolidar el monitoreo permanente de problemas sociales de relevancia y del bienestar de la población, utilizando CTi de excelencia.
  4. Potenciar el desarrollo de regiones y territorios a partir de la CTi: Fortalecer las capacidades del aparato público regional y sus estrategias de desarrollo en CTi, aprovechando el proceso de descentralización en curso; Fortalecer las capacidades de CTi en universidades y centros regionales de investigación y empresas, considerando las condiciones y necesidades de cada región o territorio (multirregional), aprovechando, articulando y potenciando las capacidades instaladas; Fomentar la instalación de empresas de base tecnológica a lo largo del territorio nacional; Crear planes y fondos para la exploración y explotación del potencial científico y tecnológico de condiciones y riquezas únicas del territorio nacional (laboratorios naturales por ejemplo) con una mirada multidisciplinaria.
  5. Instalar la CTi en la cultura nacional: Incorporar como objetivo del sistema educacional escolar el desarrollo de una cultura donde la ciencia, tecnología e innovación, sean esenciales para comprender y desenvolverse en el mundo; Incorporar como objetivo del sistema de educación superior y de capacitación el desarrollo de una cultura en que la ciencia, tecnología e innovación, sean esenciales para comprender y desenvolverse en el mundo; Fomentar que la sociedad comprenda, valore y participe de la ciencia, tecnología e innovación; Crear una instancia que oriente, articule y fomente el desarrollo de una cultura CTi; Implementar una experiencia piloto en un territorio que integre la CTi a la cultura nacional, articulando el mundo CTi, las escuelas y la comunidad, en torno a las riquezas del territorio y las ofertas de programas de difusión y educación CTi disponibles.
  6. Perfeccionar normativas que afectan la actividad de la CTi: Crear nuevas normas legales y modificar algunas de las existentes, con el fin de dar un impulso decidido a la investigación e innovación en el país y generar condiciones que las favorezcan; Revisar e interpretar la normativa actual de entidades públicas y de las mismas universidades, con el fin de favorecer las actividades de transferencia tecnológica e innovación en estas últimas; Unificar bajo una sola agencia el manejo de todos los ámbitos de la propiedad intelectual.
  7. Propuestas de ordenamiento institucional (esquemas propuestos por los miembros de la Comisión de Ciencias para el Desarrollo) : Propuesta de institucionalidad para fortalecer la ciencia, la tecnología y la innovación y su aporte al desarrollo: modelo integrado; Propuesta de institucionalidad para fortalecer la ciencia, la tecnología y la innovación y su aporte al desarrollo: modelo de dos pilares.

Además, se definieron cinco condiciones habilitantes, en los ámbitos de 1) Fortalecimiento de capacidades científicas, tecnológicas y de innovación; 2) Concentración de esfuerzos en áreas prioritarias; 3) Excelencia científico-tecnológica como base de exportaciones de alto valor agregado; 4) Generación de condiciones para la valoración y aprovechamiento de la CTI y; 5) Fortalecimiento de la institucionalidad de fomento de la CTI.

Logros y avances a la fecha

  1. Elaboración de un proyecto de Ley para la creación de una institucionalidad para la CTI, incluida la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que hoy se encuentra tramitación legislativa en el Congreso.
  2. Construcción de dos agendas de investigación, desarrollo e innovación: una para la sostenibilidad del agua y la otra para la resiliencia frente a desastres naturales, estableciéndose como dos de los seis retos país que proponía la Comisión.
  3. Implementación de la propuesta de la subcomisión de cultura de innovación de implementar un proyecto piloto para que los niños y jóvenes se relacionan y comprenden las ciencias y las tecnologías durante su experiencia escolar, ofreciendo un espacio en que trabajan y articulan de “tú a tú” las ofertas de valoración de la CTI con los profesores y directivos de las escuela.
  4. Generación de lineamientos para una política de centros de investigación abordada en conjunto con representantes de los centros y de los directivos de los programa públicos que apoyan su labor.
X