Production Transformation Policy Review of Chile 2018-01-26T13:20:08+00:00

Project Description

Production Transformation Policy Review of Chile

 

OCDE
2018

En su más reciente informe sobre la Política de Transformación Productiva de Chile, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que Chile necesita actualizar su modelo económico realizando un pacto renovado entre el gobierno, las empresas y la sociedad civil, con el fin de recoger los frutos de los cambios que están teniendo lugar a escala global. El informe PTPR, por sus siglas en inglés, fue elaborado por el Centro de Desarrollo de la OCDE, en colaboración con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Desde los años 2000 Chile ha disfrutado de un crecimiento mayor y más estable –un promedio anual de 4%- que la mayoría de las demás economías de América latina; esto gracias a su sólida gestión macroeconómica, a la apertura del país a los mercados globales y a la estabilidad de la demanda de materias primas procedente de China. Según el PTPR, el desempeño económico chileno ha aportado significativos avances. Los niveles de vida han aumentado junto con el acceso a mejores servicios e infraestructuras; y el ingreso promedio en Chile equivale en la actualidad al 40% del estadounidense, cuando en 1990 ese porcentaje era del 26%. Al mismo tiempo, el PTPR advierte de que la baja productividad está frenando el potencial de crecimiento del país. La productividad total de los factores (PTF), que mide la eficiencia de todos los insumos de un proceso de producción y que constituye un buen indicador del dinamismo tecnológico a largo plazo de una economía, permanece estancada desde el comienzo de los años noventa. Esto se debe principalmente a la minería, un sector cuya PTF ha estado disminuyendo o desde los últimos 25 años a razón de un 4,7% anual.

El informe señala que, a pesar de los avances, la base de conocimiento y aprendizaje de Chile sigue siendo limitada. Las oportunidades económicas se concentran en un número reducido de actividades, regiones y empresas: la minería representa más del 55% de las exportaciones, y el 40% de los chilenos vive en la Región Metropolitana de Santiago, que genera el 48% del PIB. Estos desequilibrios traban el progreso y limitan la innovación. Las grandes empresas desempeñan un papel dominante en la economía chilena, pero innovan menos que las de otros países de la OCDE. En concreto, esas empresas representan el 73% del volumen de negocio nacional y el 57% de la inversión total en investigación y desarrollo (I+D), mientras que en Alemania, por ejemplo, dichas empresas aportan la mitad de la facturación comercial y el 85% de la I+D empresarial. La intensidad en I+D de Chile es una de las más bajas de todos los países de la OCDE (0,39% del PIB) y la contribución de su sector privado (que tan sólo representa el 33% del gasto total en I+D) es significativamente inferior a la del promedio de la OCDE, que ronda el 68%.

X