Frente a los futuros ingenieros industriales de la Usach, Eduardo Bitran expuso cómo el camino propuesto por el Consejo promete no sólo mayor crecimiento, sino más equidad y desarrollo en todos los sentidos.

En el marco del tercer Coloquio de Innovación y Desarrollo Humano, el presidente del Consejo de Innovación, Eduardo Bitran, explicó, en primer lugar, que el país aparece bien posicionado a nivel mundial en el Índice de Desarrollo Humano, ocupando el lugar 38 del ranking -en América Latina sólo es superado por Argentina (36°)- gracias a los avances que se han registrado en los últimos años tanto en materia de crecimiento como en términos de cobertura educacional o mejoramientos en el área de la salud. Sin embargo, Bitran llamó a evitar la autocomplacencia y a abordar urgentemente seis elementos que impiden el mejor posicionamiento de Chile en este índice, que según sus palabras, «es el que mejor grafica la felicidad de los individuos de una nación».

Las principales tareas que Chile debe asumir para pertenecer al grupo de avanzada en el Indicador de Calidad de Vida sobre el Desarrollo Humano son: Elevar el ingreso per cápita para el año 2020 desde los U$ 13.000 actuales hasta los U$ 23.000 de los países más desarrollados, mejorar el enrolamiento de las personas en la educación terciaria, enfatizar la educación técnico-profesional, elevar la calidad de la educación, disminuir la brecha digital y al acceso a la información, aumentar el nivel de esfuerzo del sector privado en promover la investigación y desarrollo (I+D) y mejorar la calidad del empleo y las remuneraciones gracias al aumento en la productividad.

Bitran destacó que la labor del Consejo de Innovación se enfoca en la mayoría de estas tareas «si queremos dar el salto definitivo al desarrollo».

«Ojala que el crecimiento de la Productividad Total de los Factores vaya asociado a una dinámica de mayor inversión en capital físico y en capital humano, así podremos generar un círculo virtuoso. Para que ello ocurra es necesario preocuparse de factores fundamentales como la capacidad de innovación de la economía, y eso tiene que ver con las personas y las empresas que tienen la capacidad de innovar, pero también con la forma como se vinculan al sistema de innovación donde cumplen un rol fundamental», añadió.

Después de su exposición, Bitran dialogó con los académicos y estudiantes presentes en el seminario respecto de las tareas que está desarrollando el Consejo de Innovación.

26 de mayo de 2008