El secretario Ejecutivo del Consejo de Innovación, Leonardo Mena, afirmó que si Chile quiere convertirse en potencia alimentaria tiene que hacer frente a las oportunidades y desafíos que impone hoy el mercado agroalimentario mundial, tarea para la cual se requieren esfuerzos público-privados en materia de coordinación e inteligencia de mercados, investigación y desarrollo, innovación y modernización institucional y regulatoria.
Mena destacó que es necesario que la industria nacional oriente su desarrollo en concordancia con los intereses de los consumidores internacionales, preocupados cada vez más por la sanidad y los beneficios de salud de los alimentos. Y ello, dijo, compromete a toda la cadena de producción agroalimentaria, con tareas tanto de corto como de mediano y largo plazo.

Tareas

Como expositor del seminario internacional «Construyendo un Sistema de Innovación Agroalimentario y Forestal para Chile» organizado por el Ministerio de Agricultura, el secretario Ejecutivo del Consejo explicó las líneas centrales de la estrategia nacional de innovación y convocó a los asistentes a hacerse parte -desde su sector- del desafío de duplicar el PIB nacional en los próximos 15 a 20 años con el objetivo de hacer de Chile un país desarrollado.
En relación, a las brechas y desafíos exhibidos en el cluster Alimentos Procesados, el secretario Ejecutivo relevó la labor que debe hacerse en aumentar la cobertura de capacitación, el desarrollo de perfiles de competencias laborales y la certificación de trabajadores. Además de mejorar la articulación de productores y del sector agroindustria así como de difundir con mayor celeridad la información sobre disponibilidad de materias primas.
Explicó también la importancia de promover programas de investigación que consideren la formación de profesionales de post grado, la atracción de investigadores extranjeros en ámbitos claves, líneas de investigación con foco en la innovación del sector y el equipamiento de infraestructura necesaria. «Debemos desarrollar y fortalecer la Imagen País para alimentos y mejorar la prospección de mercados y su difusión», sostuvo.
La ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, sostuvo que la meta de convertir a Chile en una Potencia Alimentaria y Forestal requiere de más y mejor innovación, ya que ésta es esencial para desarrollar la competitividad del sector silvoagropecuario y así abrirse espacios en los complejos mercados del presente y futuro. «Sin un proceso amplio e intenso de incorporación de conocimiento a nuestros sistemas productivos y a nuestros productos, difícilmente podremos aprovechar las oportunidades que hoy se le presentan al sector», explicó la ministra.
Otro de lo expositores fue el subsecretario de Economía, Jean-Jacques Duhart, quien corroboró que la innovación es uno de los ejes estratégicos del gobierno y que en tiempos de turbulencias económicas, ese pilar se reafirma». Agregó que en este ámbito, se han tomado tres decisiones con una visión país: la creación del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad, como ente asesor que formuló una estrategia nacional de innovación de mediano y largo plazo; la creación del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) como fuente de recursos para apoyar la innovación; y la definición de una Política de Innovación que recoge los planteamientos de la estrategia y permite un trabajo a corto plazo.

15 de octubre de 2008