Invitado por el Mineduc para analizar el informe «La Educación Superior en Chile” (de la OCDE y el Banco Mundial), el presidente del CNIC, Eduardo Bitran, destacó las importantes coincidencias entre los planteamientos de los organismos internacionales y la Estrategia Nacional de Innovación.
En la ocasión, el presidente del Consejo destacó que tanto en sus recomendaciones sobre el desarrollo del Capital Humano como de la Ciencia, el equipo de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) y el Banco Mundial coincide con las propuestas que hizo el Consejo de Innovación en los volúmenes I y II de la estrategia.
Bitrán enfatizó que existe plena concordancia en la idea de avanzar hacia un sistema de aprendizaje a lo largo de la vida, accesible y de calidad internacional, y para ello, tanto el informe como la estrategia de innovación del Consejo consideran relevante contar con un marco de cualificaciones que actúe como referente para la articulación de los diferentes niveles y las distintas instituciones de educación superior (IES). Además, dijo, es necesario que la formación en el país converse adecuadamente con las demandas del mercado laboral actual y futuro, avanzando -en particular en las carreras universitarias-, hacia carreras mas cortas, centradas en competencias, moduladas y con niveles reconocidos internacionalmente.
Asimismo, destacó aspectos como la necesidad de contar con un sistema de aseguramiento de calidad adecuado a los distintos niveles de formación y que permita comparabilidad internacional.
En relación con el desarrollo de I+D en el país, el presidente del Consejo destacó que se requiere tanto un foco estratégico para la asignación de una parte de los recursos públicos como una definición estratégica de las propias universidades en relación con el rol que desean jugar en el sistema.
Explicó que “se requiere, por una parte, unas pocas universidades con investigación científica y formación en diversas áreas del saber; por otra, universidades con capacidades de formación e investigación especializadas en materias relevantes para su entorno particular o para nichos específicos; y finalmente, universidades orientadas a la formación de pregrado de alta calidad y con menor énfasis en la investigación”.

09 de abril de 2009