Recogiendo una invitación de Fundación Chile, el presidente del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad, Eduardo Bitran, analiza estratégicamente los desafíos existentes en materia de Energías Renovables no Convencionales (ERNC) como parte de la estratégia energética del país.
ERNC En la ocasión, la cual tenía como objetivo hacer una contribución sustantiva a la masificación de la eficiencia energética y al desarrollo de las Energías Renovables no Convencionales, el presidente del CNIC analizó los desafíos que se le presentan a Chile, desde la perspectiva de la innovación y el desarrollo tecnológico, para tener un grado de participación en lel desarrollo de esta industria, considerando que en la actualidad son muchos los actores alrededor del mundo que están comenzando a demandar este tipo de tecnologías, en muchas de las cuales Chile posee ventajas comparativas.
Todo esto bajo el contexto de crecimiento a nivel mundial que está teniendo la industria energética, considerando los efectos que se están comenzando a presentar producto del fenómeno de Cambio Climático, y teniendo en cuenta, además, la inexistencia en el país de una estrategia de Ciencia, tecnología e Innovación en materia de Energías Renovables.
Bitran destacó que para el Consejo de Innovación la primera preocupación que surge al tratar los temas de energía y medio ambiente, se refiere a que en la actualidad el costo de la energía en el país, a pesar de la ventajas que se poseen en la materia, es alto en relación a otros países competidores.
En cuanto a los nuevos desafíos y oportunidades que se presentan en el mercado energético producto del fenómeno de Cambio Climático, Bitran enfatiza en cómo afrontar el tema de la mitigación observando: el costo actual y futuro de las diferentes opciones que se presentan en el mercado, el impacto ambiental local, las capacidades que posee Chile, la variabilidad o calidad de la energía existente en el país y, la capacidad existente, tanto en Chile como Latinoamérica, en materia de hidroelectricidad, considerada por el Banco Mundial como la fuente energética con más potencial.

Las opciones a considerar

En la búsqueda por establecer una política energética a largo plazo con una matriz sólida y diversificada, Chile debe necesariamente dar una mirada global y analizar las diferentes posibilidades que aparecen en el mercado energético, sin cerrar las puertas a ninguna de las opciones que aparezcan al momento de tomar una decisión estratégica en esta materia, sobre todo si consideramos el enorme potencial que posee Chile en varias de las ERNC.
Energía Hidroeléctrica: Entre las ventajas de esta energía están: la alta calidad de la energía útil y los bajos costos operacionales y de mantenimiento, las plantas tienen casi nula contaminación del ambiente, las represas ayudan a prevenir inundaciones y la regulación del flujo de agua permite aprovecharlo (más abajo) para regadío. Entre las desventajas está el que al establecer un embalse se inundan y destruyen terrenos y se altera el paisaje y sus especies naturales.
Energía Eólica: Entre sus principales ventajas se cuenta el ser no contaminante y de un costo mucho más bajo que la energía tradicional, sin contar su condición casi inagotable, según la zona en que se instalen las torres. Por el contrario, el costo de la instalación de estos parques eólicos resulta ser la mayor dificultad, cuyos costos sólo podrían disminuir si las centrales se instalan a menos de 17 kilómetros de las subestaciones eléctricas.
Energía de Biomasa: Entre las ventajas que posee se encuentran el no emitir gases que provocan el efecto invernadero, tener contenidos de azufre prácticamente nulos por lo que la emisión de dióxido de azufre es mínima y que el uso de la biomasa como biocarburante en motores de combustión interna reduce el empleo de los motores alimentados por combustibles fósiles que provocan altos índices de contaminación. Por su parte, entre las desventajas encontramos que el rendimiento de las calderas de biomasa es inferior al de las que usan combustible fósil, que se necesita una mayor cantidad de biomasa para conseguir la misma cantidad de energía con otras fuentes, y que los canales de distribución de biomasa están menos desarrollados que los de combustibles fósiles.
Energía Geotérmica: Entre sus ventajas destaca el ser una fuente que evitaría la dependencia energética del exterior, que los residuos que produce son mínimos y ocasionan menor impacto ambiental que los originados por el petróleo y carbón. Por el contrario, entre sus desventajas encontramos que en ciertos casos se produce emisión de ácido sulfhídrico, que detecta por su olor a huevo podrido, pero que en grandes cantidades no se percibe y es letal. Además, puede generar emisión de CO2, con aumento del efecto invernadero, contaminación de aguas próximas con sustancias como arsénico, amoníaco, etc, contaminación térmica, deterioro del paisaje, y el que no se puede transportar (como energía primaria).
Energía Nuclear: En la generación de electricidad posee resultados destacables al ocasionar un menor impacto ambiental dentro de la producción masiva de energía eléctrica, en comparación con, por ejemplo, la vertiente hidroeléctrica. Sin embargo, una desventaja está en su misma naturaleza: la radiactividad. Sin la protección adecuada, algunas radiaciones electromagnéticas (como los rayos gamma y fragmentos del núcleo del átomo) pueden penetrar en los organismos vivos y destruir o alterar sus células. Además está el inconveniente de los residuos radiactivos. La mayoría tiene una actividad relativamente baja, pero otros, como el combustible gastado, se mantienen altamente radiactivos durante cientos o miles de años, por lo que es necesario almacenarlos en instalaciones subterráneas de gran estabilidad geológica.
Energía Solar: Entre sus ventajas están el ser una energía no contaminante, provenir de una fuente de energía inagotable, ser un sistema de aprovechamiento de energía idóneo para zonas donde el tendido eléctrico no llega, o es dificultoso y costoso su, además de que sus sistemas de captación solar son de fácil mantenimiento y su costo disminuye a medida que la tecnología va avanzando. Y entre sus desventajas están el que el nivel de radiación fluctúa de una zona a otra y de una estación del año a otra, que para recolectar energía solar a gran escala se requieren grandes extensiones de terreno, que requiere una gran inversión inicial y que los lugares donde hay mayor radiación, son lugares desérticos y alejados, (energía que no se aprovechara para desarrollar actividad agrícola o industrial, etc.).

11 de mayo de 2009