El organismo aplicará en el país un estudio que busca entregar información y propuestas para la implementación de políticas claves que potencien el sistema de formación técnico-profesional, lo que permitiría avanzar en los lineamientos establecidos en la Estrategia Nacional de Innovación.

El estudio busca conocer las opciones que países de ingresos medios como Chile tienen para constituir sistemas articulados de formación-técnica, altamente sintonizados con las demandas del desarrollo productivo y de empleabilidad de las personas. De este modo, a partir de la información comparada de la OCDE y de Chile, se podrá contar con recomendaciones en tres tópicos relevantes: sistema de cualificaciones, balance entre competencias genéricas y específicas en el curriculum y, vinculación entre la formación técnico profesional y la actividad productiva nacional.

Este viene a complementar el trabajo realizado por la Comisión de Formación Técnica convocada por el Mineduc, la cual revisó los antecedentes disponibles sobre la formación técnica y profesional en sus niveles secundario y postsecundario, generando recomendaciones para fortalecer esta modalidad formativa. Todo esto, en directa relación con las necesidades actuales de la sociedad, incluyendo aquellas derivadas de la Estrategia Nacional de Innovación para la Competitividad.

De esta forma, el coordinador del programa “Learning for Jobs” de la OECD, Simon Field, junto a la analista de la Dirección de Educación de este organismo, Viktoria Kis; se están reuniendo en el país con variados representantes y actores del sistema educativo nacional: representantes de la oferta técnica terciaria y secundaria, del mundo empresarial, autoridades del Ministerio de Educación, de la Comisión Nacional de Acreditación, del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales, además de expertos nacionales.

Así, el estudio pretende disponer de una visión de conjunto sobre la situación de la formación técnico-profesional postsecundaria en el país y los desafíos que ésta enfrenta para aportar a la competitividad de éste y sus empresas.

Formación Técnica Profesional bajo la mirada del CNIC

Para el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad, la formación de capital humano es un factor clave para que las empresas y clusters económicos potencien su contribución a la competitividad del país. Y en este sentido, ha centrado su mirada en la formación de profesionales y técnicos de modo de lograr una rápida acumulación de capital humano que, en la cantidad y calidad apropiados, puedan contribuir a mejorar la productividad de las empresas y apoyar procesos de innovación, ya sea de productos, de procesos o modelos de negocio.

Para el presidente del CNIC, Eduardo Bitran, el informe emitido recientemente por la Comisión de Formación Técnica “coincide con la Estrategia Nacional de Innovación en la necesidad de desarrollar un sistema de aprendizaje para toda la vida, accesible y de calidad. Pero, además, profundiza en un aspecto fundamental: la educación técnico profesional secundaria y su vinculación con el resto del sistema formativo”.

De esta forma, para el CNIC resulta primordial avanzar en esta área si realmente se quiere aumentar la productividad de la economía nacional en la próxima década y, así, mejorar los niveles de equidad. De otro modo será más difícil contar con el capital humano necesario para realizar una inflexión a una economía más basada en el conocimiento.

05 de agosto de 2009