Bajo el tema “Creación de Valor a través de la Innovación: Un desafío ineludible para Latinoamérica”, la 27° Conferencia Anual de BALAS, The Business Association of Latin America Studies, reunió por tres días a más de 120 académicos pertenecientes a las escuelas de negocios más importantes del continente y el mundo.

Organizada por la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibañez UAI, la reunión de BALAS contó con la participación del Presidente del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad -CNIC-, Fernando Flores, además de los consejeros Alfonso Gómez y José Miguel Benavente.

En este contexto, el consejero Alfonso Gómez, quien es el Decano de la Escuela de Negocios de la UAI, fue el encargado de dar la bienvenida al encuentro, enfatizando en la importancia de realizar este tipo de eventos, además de destacar el gran valor de estas conferencias, que permiten intercambiar ideas y crear lazos con académicos de diferentes instituciones.

Así mismo, Gómez explicó que el tema central del Encuentro fue escogido por dos importantes razones; “en primer lugar, se cree que Latinoamérica necesita ir más allá de sus registros históricos, que consiste en abastecer a las economías desarrolladas que no poseen recursos naturales. Debemos darnos cuenta que la Innovación es verdaderamente inevitable y nuestro continente debe comprometerse a alcanzar niveles altos y sostenibles de progreso económico y social”.

Por su parte, el Presidente del CNIC, Fernando Flores, fue el encargado de dar la primera charla en BALAS, abordado las dificultades que se presentan en la creación de valor en los negocios y haciendo una diferencia entre los distintos tipos de “problemas” que se pueden manifestar a la hora de innovar.

Finalmente, el vicepresidente del CNIC, José Miguel Benavente, quien, además, recientemente pasó a ser parte del staff de profesores de la Escuela de Negocios UAI, dió una charla en la cual entregó una visión general del comportamiento de América Latina en materia de Innovación y los caminos que debe tomar para seguir creciendo.Así mismo, propuso un análisis sobre la aplicación de la Innovación, refiriéndose a interrogantes como, ¿dé dónde surgen las ideas?, y destacando la necesidad de estudiar la mente. Además, cuestionó el hecho de que se hable mucho sobre Innovación, pero muy poco sobre Emprendimiento, entendiendo que “Emprendimiento es diferente que Innovación, tiene que ver con producir nuevas capacidades, nuevas distinciones y nuevos dispositivos, pero si se realiza una revolución al presentar un nuevo producto, la Innovación va resultar ser una curiosidad exitosa. Es por eso que Innovación y Emprendimiento deben ir juntos”, agregó.

Además, se refirió al rol del Estado en la Innovación, destacando que las políticas públicas sobre este tema no entregan un verdadero aporte, ya que a su parecer “una visión sistemática de la Innovación como parte de un fenómeno amplio debe incluir desarrollo en el área de la ciencia, la tecnología, enfocarse en la formación del capital humano, realizar intercambios comerciales, y, sin embargo, ningún país de Latinoamérica lo está haciendo así”.

Al finalizar, remarca que hay que dirigirse a la Innovación, y que ésta debe ser vista “no desde una mirada tecnológica o de generación de nuevo conocimiento, sino que asociada a los mecanismos y procesos necesarios para la creación de valor basado en el uso eficiente del conocimiento. En todos estos aspectos nuestra región está bastante atrasada”, finaliza.

25 de abril de 2011, Santiago