Según el informe elaborado anualmente por la Escuela de Negocios Insead, Chile ocupa el puesto 38 en el Índice Global de Innovación (GII), subiendo cuatro puestos respecto al año pasado, y ubicándose como el único en Latinoamérica en haber alcanzado un lugar dentro de los «top 40».

El GII califica teniendo en cuenta el promedio entre la descripción del ambiente para la innovación, en las que influye ítems como instituciones, capital humano, investigación, infraestructura y sofisticación de los negocios. Lo anterior es mediado con el pilar que mide los logros reales de dicha innovación, tales como resultados científicos, las salidas creativas y la eficiencia de la innovación.

Según el informe, las fortalezas de Chile están dadas en los indicadores de Aranceles Aplicados (nº 7), Capitalización del Mercado (nº 11), Regulación (nº 18), Gobierno en Línea (nº 18) y Tasa Impositiva (nº 19).

Sin embargo, la buena posición del país se ve afectada por un bajo desempeño en dos áreas ligadas tradicionalmente a la innovación: la categoría Capital Humano e Investigación, donde ocupa el lugar 71 (incluyendo el lugar 89 en educación primaria), y el índice de Eficiencia donde ocupa el lugar 93 a nivel mundial.

Al respecto, la secretaria ejecutiva del CNIC, Katherine Villarroel, explica que decisiones como la creación del Consejo de Innovación y la delegación del impuesto a la minería a la aplicación para la innovación en 2005, fueron dos de las medidas principales para garantizar un desarrollo de Chile en estas materias. «ha existido una apuesta decidida por parte del Gobierno para invertir en innovación y emprendimiento empresarial, ciencia, educación superior, capital humano y demás, que constituye hoy los buenos resultados que se clarifican en este ranking».

El GII es liderado por Suiza, y completa el ranking de las diez naciones más innovadoras Hong Kong, Finlandia, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá, Países Bajos y el Reino Unido.

Además incluye dieciséis economías de Medio Oriente y Norte de África, de las que dos -Israel (14) y Qatar (26)- se encuentran entre las treinta más innovadoras. Por su parte el África Subsahariana ha conseguido posicionar a tres países en el índice: Mauritania, en el puesto 53, Sudáfrica, en el 59, y Ghana, que, en la posición 70, es el primer país del mundo considerado de «bajos ingresos» del GII.

En Asia-Pacífico, parte de las buenas posiciones de Singapur y Hong Kong, cinco países más se sitúan entre los treinta más innovadores: Nueva Zelanda (15), Corea del Sur (16), Japón (20). Australia (21) y China (29).

Por su parte, Serbia y la Guyana Francesa son los países que más han mejorado su posición como economías innovadoras, al pasar del puesto 101 al 55, y del 113 al 61, respectivamente.

Además de la escuela de negocios INSEAD, en la elaboración del informe han participado la compañía de telefonía Alcatel-Lucent, la consultora Booz & Company, la Confederación de Industrias Indias (CII) y la WIPO.

05 de julio de 2011, Santiago