El presidente del Consejo Nacional de Innovación, Fernando Flores, además de los consejeros Cristóbal Philippi y Álvaro Fischer, participaron en el seminario “Políticas de innovación en la experiencia internacional: Estrategias para el desarrollo” organizado por la Universidad Católica.

Uno de los principales oradores del evento fue el economista senior del Banco Mundial, Yevgeny Kuznetsov, quien fuera parte del equipo redactor de la publicación “Innovation Policy. A guide for developing countries” lanzada por el organismo internacional el año 2010, y donde se plantea que la innovación está en el corazón del desarrollo económico, el bienestar social y la protección del medioambiente, y en este contexto la necesidad de innovación es más grande que nunca.

Es por ello que durante su presentación el economista del Banco Mundial reflexionó sobre la importancia de la innovación como uno de los pilares del desarrollo económico tanto en países ricos como en naciones de ingreso medio como Chile. Destacó que la innovación no es sinónimo de alta tecnología, además de explicar la importancia de la cultura y de las instituciones en materia de innovación, todo esto considerando a la innovación como un sistema que evoluciona, una red de organizaciones – privadas y públicas – que transforman el conocimiento en bienestar. “No es sólo investigación y desarrollo”, destacó.

De esta forma hizo un llamado a mejorar el enfoque y las prioridades a través del co-desarrollo con el sector privado y a desarrollar la innovación inclusiva como un aspecto clave para el país. Todo esto considerando que la innovación requiere de Políticas Públicas lideradas por un Gobierno que tiene que actuar para buscar que se instalen círculos virtuosos a partir de un modelo que coordine y fortalezca los procesos de innovación. “Chile tiene buenos ejemplos. La Fundación Chile y los consorcios tecnológicos son algunos de ellos”, aseguró.

Por su parte el presidente del CNIC destacó la presentación del economista, y señaló que coincide en no mirar la innovación como un fenómeno en sí mismo, sino más bien como una respuesta a los desafíos que se presentan en un mundo dominado por el cambio y la incertidumbre, por lo cual va mucho más allá de los esfuerzos en I+D. “La innovación se debe mirar como la aparición e instalación de nuevas prácticas y, por ende, como procesos sociales, culturales e históricos, en los que el Estado tiene un rol que jugar”.

Además destacó la necesidad de hacer un cambio de estilo cultural en el país, el cual debe considerar tener un mayor grado de perplejidad frente a la vida, carecer de indolencia frente a las distintas realidades existentes y, por último, tener la capacidad de dialogar y discutir permanentemente los cambios necesarios para lograr un crecimiento inclusivo en el país, concepto que también destacó dentro de la presentación del representante del Banco Mundial.

Por último planteó que esta problemática no sólo le es atingente a Chile, sino que se trata de un estado de perplejidad más global, por lo cual hay que ver lo que está pasando afuera. En este sentido destacó discusiones que en este momento se están desarrollando a nivel mundial, como son la definición del computador del futuro y la televisión digital, los cuales, asegura, “revolucionarán nuestra vida muy pronto”.

Por su parte el consejero Philippi se refirió a la importancia que posee la educación en todo este proceso, destacando que ésta no es sólo la transferencia de conocimiento, sino que también se debe considerar el nutrir mentes para que puedan aprender. “Lo más importante es allanar el camino para que se pueda emprender de forma simple”, señaló.

En el siguiente panel el presidente de la Fundación Chile, Álvaro Fischer, junto al Senador Carlos Cantero se encargaron de comentar la presentación de Hang Chang Chieh, académico de la Universidad de Singapur y ex director ejecutivo de la Agencia Ciencia, Tecnología e Investigación de ese país, quien se refirió a las estrategias de innovación de Singapur, qué incentivos existen sobre la materia, qué rol juega el Estado y la relación universidades/empresas, entre otros aspectos.

Fischer aprovechó la ocasión para asegurar que en Chile aún estamos frente a una visión más repartida de innovación, a diferencia de Singapur cuyo énfasis está puesto sobre la innovación tecnológica. “La clave del éxito está en trabajar en la integración de la ciencia y la tecnología con la innovación y el emprendimiento”, aseguró.

La actividad terminó con una presentación del Vicerrector de Investigación, Juan Larraín, quien expuso sobre el caso de la Pontificia Universidad Católica en materia de investigación e innovación y qué desafíos enfrenta la casa de estudios en este ámbito.

26 de agosto de 2011, Santiago