El Consejo Nacional de Innovación da a conocer los criterios estratégicos que ha entregado al Ejecutivo para la formulación del Presupuesto 2012, bajo una mirada comprensiva y dinámica del Sistema de Innovación, y un horizonte de análisis consistente con las metas de la Estrategia Nacional de Innovación.

El análisis del Consejo tiene como criterios fundamentales una mirada comprensiva y dinámica del Sistema de Innovación (que abarca formación de capital humano, desarrollo de la ciencia y la tecnología, y emprendimiento e innovación) y un horizonte de análisis de mediano y largo plazo consistente con las metas de la Estrategia Nacional de Innovación para la Competitividad, con el fin de que el país avance hacia una nueva economía, más sofisticada (cada vez menos concentrada en la exportación de recursos naturales) y fundada en el poder creador y emprendedor de sus ciudadanos, en la investigación científica, la tecnología y la innovación.

El Consejo hace notar que el presupuesto del Sistema Nacional de Innovación ha crecido consistentemente en Chile a un ritmo anual del 18% promedio desde 2006 en adelante, lo que ha demostrado el compromiso de las autoridades con este camino de desarrollo para el país. En este marco, subraya y sostiene la convicción de que es necesario mantener este esfuerzo por un período de al menos 15 años para avanzar hacia una nueva Economía del Conocimiento en la que la innovación juega un rol clave en el impulso de la productividad y el crecimiento.

En especial, y transcurridos ya cuatro años desde la presentación de la Estrategia de Innovación, le preocupa al Consejo la provisión de recursos frescos en el sistema que permitan hacer inflexiones o profundizar políticas, sobre todo aquellas que apuntan a la generación de capacidades en ciencia, tecnología y transferencia de conocimiento (equipamiento científico y atracción de centros internacionales de I+D, por ejemplo), así como al fortalecimiento de la formación de capital humano (a nivel de pre y posgrado) y la conexión internacional de nuestros científicos, emprendedores e innovadores.

En este sentido, las señales recibidas de parte de los responsables de la innovación en el gobierno durante los últimos meses fueron positivas, pero manifiesta su preocupación por el hecho de que el nuevo escenario de crisis internacional y de múltiples demandas sociales internas se traduzca en decisiones presupuestarias que terminen afectando la inversión en el Sistema de Innovación y rompan la tendencia de fuerte y sostenido crecimiento que éste ha mostrado y que sigue requiriendo.

Santiago, 28 de septiembre de 2011