El mundo enfrenta una transformación radical que sobrepasó hace rato el campo exclusivo de lo tecnológico. Gracias al concepto del Cloud Computing nace nueva matriz de innovación con infinitas posibilidades, especialmente para el ámbito público.

El mundo enfrenta una transformación radical que sobrepasó hace rato el campo exclusivo de lo tecnológico, para llegar a todas las dimensiones de la vida humana, gracias al concepto del Cloud Computing o Nube Tecnológica. Esta nueva matriz de innovación da paso a una nueva era económica y su uso en el Estado puede generar, además de grandes ahorros, importantes beneficios para la ciudadanía.

En este sentido, la nube tecnológica puede generar una verdadera revolución en el Estado. Basta imaginar una nube donde todos los ciudadanos puedan acceder a los servicios públicos a través de su celular, permitiendo conocer sus demandas, necesidades, descentralizando los servicios y con niveles importantes de ahorro de tiempo y gestión.

Esta tecnología del Cloud Computing ha llegado a transformar de manera fundamental aspectos como la prestación de servicios, descentralización del aparato público, utilización de activos, productividad y, en general, contribuir a la democratización y modernización del Estado y de las empresas, para acercar sus servicios a cada usuario, en cualquier lugar en que se encuentre. Todo ello, con importantes ahorros en materia de gestión de negocios y comercialización de servicios.

Analizar este fenómeno es esencial para el país, más aún en momentos en que Chile inicia un importante proceso de modernización del Estado, que exigirá la toma de decisiones rápidas para, por ejemplo, desarrollar experimentos en algunos servicios públicos. Por ello resulta vital que las autoridades y empresarios asuman el cambio que se esta enfrentando y, además, sepan aprovechar las enormes oportunidades que ofrece, especialmente al proceso de modernización del Estado que Chile está iniciando.

Se debe reconocer el valor de lo que está pasando y cómo esto cambia nuestra relación con el negocio, con el Estado, con las personas, sobre todo considerando las múltiples dimensiones en que esta nube puede revolucionar la forma en que las instituciones públicas pueden comenzar a vincularse con los ciudadanos.

La nube es la misma aplicación que comenzó siendo utilizada como un gran disco duro externo, donde las empresas guardaban información que querían proteger y a la cual podían acceder desde cualquier lugar. Paulatinamente ha incorporado nuevas herramientas y usos, permitiendo abaratar costos en gestión, productividad, entre otros indicadores.

La mirada del CNIC

En junio de 2011 el Consejo Nacional de Innovación inició un debate sobre esta nueva matriz de innovación, para lo cual cursó una invitación al ex asesor del Presidente Bill Clinton, hoy asesor de IBM, Irving Wladawsky–Berger, reconocido como el “rescatista” de una de las más grandes compañías tecnológicas del mundo.

Irving Wladawsky expuso ante autoridades y empresarios chilenos su visión sobre lo que considera “una nueva era económica” y sobre cómo su uso en el Estado puede generar, además de grandes ahorros, importantes beneficios para la ciudadanía. Además, en su visita a Chile, Wladawsky, acompañado del Presidente del CNIC, Fernando Flores, asistió a un encuentro organizado por la Sofofa, oportunidad en que compartió su visión respecto del desafío-país que involucra dar el salto hacia una economía del conocimiento.

Posteriormente, profundizó los aspectos en que la nube puede impactar positivamente al proceso de modernización del Estado, en una versión de los Diálogos Bicentenario, organizados por el Ministerio Secretaría General de la Presidencia.

La visita de Wladawsky se enmarca en el rol del CNIC de apoyo al proceso de modernización del Estado en Chile y busca aportar a esa discusión desde la perspectiva de la innovación y la competitividad.

“Buscamos generar una discusión más amplia sobre los alcances y objetivos que este proyecto debiera tener y el tipo de acciones que se deben desarrollar para avanzar en la modernización esperada, en especial en relación con el uso de tecnologías que aporten a la acción pública nuevos paradigmas de eficiencia y relación con la ciudadanía. Nuestra apuesta es hacia un cambio cultural que siente las bases para un proceso de innovación potente”, Fernando Flores, Presidente del Consejo.

Irving Wladawsky-Berger es PhD en Física de la Universidad de Chicago, experto en innovación, productividad y tecnologías de la información, ex copresidente del Comité Asesor del Presidente de Estados Unidos en temas de Tecnologías de la Información entre 1997 y 2001, y actual asesor de IBM en temas de innovación y tecnología y en los proyectos estratégicos de desarrollo de Cloud Computing y Smart Planet.

El trabajo de Wladawsky en IBM dio como fruto importantísimas líneas de negocio, algunas de las cuales suponen hoy grandes áreas de expansión para la compañía como la supercomputación, la aplicación del lenguaje Linux o de los programas de código abierto, hasta llegar a la consolidación de Internet, tal y como se concibe en la actualidad.

A partir de esta experiencia, Wladawsky ha derivado a otras líneas de análisis y es reconocido hoy como uno de los expertos más relevantes sobre el transito hacia la sociedad de la información y el futuro que en ese escenario tienen el Estado, las instituciones y las ciudades. Ha sido además asesor o consejero de importantes universidades y de centros de investigación científico-tecnológica en Estados Unidos.

Santiago, 16 de agosto de 2012