«El país va a crecer con nuevos productos, nuevas ofertas que transformen la vida. Si seguimos haciendo lo mismo de hoy, estamos acabados», aseguró el presidente del Consejo Nacional de Innovación, Fernando Flores, en el seminario «Investigación, Ciencia y Tecnología 2013» organizado por la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Senado.

Flores reconoció que es fundamental para el país aumentar su inversión en I+D y desarrollar una cultura científico-tecnológica que genere un entorno adecuado para el desarrollo, pero advirtió que sólo agregar recursos no es suficiente: es necesario estar alineado con los tiempos históricos, hacer foco en ciertas áreas donde hay posibilidades nuevas, como en el caso de la energía solar, y avizorar peligros a los que se expone el país si no se toman buenas decisiones.

En este sentido, destacó al papel que tienen las universidades en todo este proceso. En primer término, porque «la ciencia básica es fundamental, porque sin ella no es posible abrir o percibir nuevos horizontes de futuro». Pero enfatizó que las universidades «no deben producir sólo conocimiento, sino que también personas reflexivas que sean capaces de orientar, de discutir, de provocar y de vivir la aventura de la vida. Eso es el emprendimiento».

El presidente del CNIC planteó que la insatisfacción que se observa en el país a pesar de las buenas cifras económicas se debe, justamente, a que los ciudadanos perciben que el crecimiento no basta para alcanzar un verdadero desarrollo. Aseguró que lo que «falta es una orientación que le dé a la gente una idea de cómo enfrentar este mundo que no es predecible, que está en un constante y acelerado cambio, pero del cual tenemos que hacernos responsables».

En el seminario también participaron el presidente de Conicyt, José Miguel Aguilera; el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre; y el rector de la Universidad Técnica Federico Santa María, José Rodríguez Pérez.

Santiago, 30 de noviembre de 2012