En el segundo informe «Señales de Competitividad de las Américas 2013», publicado por la Red Interamericana de Competitividad (RIAC), el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad, CNIC, plantea una nueva forma de hacerse cargo de la infraestructura y las tecnologías.

En el texto, el CNIC destaca que los sistemas tecnológicos que conocemos como infraestructura son las estructuras sobre las cuales se ordena la vida colectiva de las personas. Siempre que las tecnologías evolucionan generan posibilidades de crecimiento y oportunidad para algunos actores mientras que producen pérdida de poder u obsolecencia para otros. La reflexión del CNIC nos indica que cualquier proyecto de infraestructura hoy en día tendría que venir acompañado de un mayor grado de consciencia sobre el impacto de la obra y las tecnologías en la vida de las personas y del planeta. De ahí la importancia de, más allá de resolver los problemas técnicos, hay que hacerse cargo también de las preocupaciones humanas, de las implicaciones para la convivencia, para el medio ambiente y las transformaciones del entorno.

Entre las consideraciones del CNIC se encuentran propuestas de cambios fundamentales en la política, en la forma de entender y desarrollar la tecnología, en el tipo de educación para los ingenieros. El fin debería considerar nuevas formas de aprender y generar desarrollo a partir de esquemas más ligados a las preocupaciones y los valores de las comunidades.

Santiago, 16 de octubre de 2013