Para explorar las opciones de políticas de largo plazo en materia de centros de investigación de excelencia como parte del sistema de innovación, un panel de expertos de la OECD fue convocado por el Consejo Nacional de Investigación para el Desarrollo. Con visitas a trece centros de diferente naturaleza, tanto de Santiago como de regiones, y encuentros con diferentes equipos públicos y privados vinculados al tema, los consultores recabaron antecedentes de forma de incorporar a nuestro país como un estudio de caso del funcionamiento del marco del denominado Triángulo del Conocimiento. Este es un marco propuesto y promovido por la OECD para favorecer la estrecha vinculación entre educación-investigación-innovación. El informe final de este estudio será entregado en el mes de julio, y será la base para el análisis de las políticas nacionales en materia de centros de investigación, la promoción de la focalización de recursos en desafíos complejos de prioridad para el país, así como los criterios para establecer financiamiento permanente e incrementar el impacto social y económico dentro de los principales centros. Al cierre de la semana de trabajo en terreno, el viernes 24 de abril presentaron un primer informe de salida en el que plantearon sus primeras impresiones. Destacaron el aumento de las capacidades en ciencia, tecnología e innovación generados a partir de la dinámica de investigación asociativa de los últimos años, así como las ventajas de liderar procesos desde estas entidades y el advenimiento de un cambio cultural en la forma en que el sistema de innovación enfrente los desafíos complejos del siglo 21. El equipo de expertos estuvo compuesto por Mario Cervantes (España), Giulia Ajmone Marsan (Italia), Jean Guinet (Francia), Wolfgang Polt (Austria), Nick Vonortas (Grecia) y Steven Wooding (Reino Unido).

Santiago, 24 de mayo de 2015