11 de marzo de 2016

Para avanzar en una experiencia concreta de generación y apropiación del conocimiento que contribuya a que niños, niñas y jóvenes comprendan, se desenvuelvan y transformen el mundo, equipos de especialistas a cargo de iniciativas de divulgación científica de las regiones de Los Ríos y de la comuna de la Cisterna participaron en sendos talleres para identificar formas de tener una mejor vinculación con las escuelas.

Estos se realizaron los días 7 (en San Joaquín) y 8 de marzo (en Los Ríos) en el marco del proyecto piloto impulsado desde el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID), en conjunto con una serie de entidades relacionadas, para fortalecer las redes divulgación y ampliar la valoración de la ciencia y la tecnología. En este participan nueve establecimientos de las comunas de Valdivia, Máfil, Río Bueno y la Unión, y tres establecimientos de San Joaquín.

Para ambos días se contó con la participación de Héctor Hevia del CNID, encargado de la Relación con Escuelas y Talleres, quien comentó que los encargados de las iniciativas es relevante ya que lo “que pareciera estar haciendo falta es la generación de espacios de diálogo y de enfoques que permitan estos encuentros”.

El día 7 de marzo la actividad fue realizada en la comuna de San Joaquín en la Región Metropolitana, y el día martes 8 en la Región de los Ríos. En ambas jornadas participaron más de 60 científicos e investigadores que ya han trabajado con colegios para acercar a los niños y jóvenes los trabajos científicos, en áreas como la física, química, biología y tecnología, entre otras.

Dentro de este proyecto, las instituciones participantes para instalar la CTI en las escuelas son el Programa EXPLORA CONICYT; el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo; el Ministerio de Educación, a través de CPEIP, la Dirección General de Educación y la Unidad de Curriculum y Evaluación; el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través de los Centros de Creación (CECREA); el Ministerio de Economía; y el Banco Mundial.

Cabe destacar que el Piloto Cultura CTI tiene su origen en un mandato de la presidenta Michelle Bachelet del año 2015 en base a los resultados de la Comisión Presidencial de Ciencia para el Desarrollo de Chile, en búsqueda de avanzar hacia una cultura científica y de innovación de capacidades, contextualizadas a los territorios en que están las escuelas, estudiantes y docentes, donde se ven coordinadas diferentes instituciones públicas.

A la fecha, el Piloto Cultura CTI cuenta con más de 60 iniciativas, las cuales fueron invitadas al taller, quienes compartieron su trabajo, reconociendo fortalezas, problemáticas y expresaron diferentes puntos de vista sobre su labor y aportes en la educación y así como las limitantes y dificultades de ingresar al sistema.

Durante el año el proyecto continuará trabajando con iniciativas de divulgación y valoración de ciencia y tecnología pero en un trabajo de participativo entre profesores y científicos.

Fuente: culturaCTI.cl